¿Qué es la trinca?

¿ Qué es la trinca?

Querido díario;

Hoy me gustaría explicar que es la trinca, seguramente en estos días, meses, en los que muchos tertulianos y periodistas se han convertido en auténticos profesionales de la estiba y eruditos en los temas relacionados con el mundillo.

Este diario nació con la vocación de acercaros un poco mas el mundo de la estiba a los que no nos conozcáis tan bien y poder ayudaros a entender un poco mejor esta difícil situación que estamos viviendo en estos momentos. Por eso estos días que muchos me habéis preguntado por la trinca, que lo habéis leído mucho y no tenéis muy claro que es, paso a contarlo enseguida.

Vamos a definir que es la trinca, la trinca es la labor de fijar las cargas en el buque con la máxima seguridad posible para que en los viajes del mismo las cargas permanezcan perfectamente amarradas o trincadas en un punto fijo para que lleguen en perfectas condiciones a su destino. Hay muchas variantes de la misma, se pueden fijar las cargar o asegurar mediante barras de hierro (que es la que nos vamos a centrar hoy), pero también las hay de correas o cinchas, para amarrar por ejemplo los vehículos, o de cadenas, para maquinaria mas pesada como camiones.

800px-Dockworker_team_on_a_container_ship
Trincadores y estibadores a bordo trincando y fijando cargas
Cómo he dicho me voy a centrar más en la de barras, que en el puerto en el que trabajo, Valencia, es la mas habitual. Es la mas habitual ya que la trinca de barras es con la cual fijamos los contenedores, que es el medio mas usado en el transporte marítimo para mercancía general y es el tráfico que mas abunda en este puerto por ejemplo.

La labor del trincador requiere una formación muy específica en medidas de seguridad, ya que estamos hablando de uno de los trabajos mas peligroso que se realizan hoy en día en los puertos, la formación debe ser continua, y eso tiene que ser indispensable.

En la trinca se trabaja por parejas, ya que en la mayoría de ocasiones es indispensable el trabajo en tándem, y por seguridad, ya que si un compañero se accidenta pueda tener al otro cerca para poder socorrerle en un primer momento. Los equipos de trabajo se dividen y comienza la tarea. La trinca es el primer y último trabajo que se realiza en un buque.

Dos trincadores subirán en cada bay a realizar los trabajos de alturas, este trabajo es uno de los mas peligrosos, ya que en ocasiones encontrarnos a 50 metros de altura sin ningún tipo de sujeción o línea de vida que pueda ayudarnos para abrir los anclajes de los contenedores se convierte en todo un reto, siempre debemos contar con la oscilación del buque, el rocío, la grasa sobre los contenedores que nos hacen de suelo, que en días de temporal o de marea revuelta lo hace mucho mas peligroso. Hoy en día hemos avanzado en seguridad y mediante unas jaulas la labor se hace mucho mas segura, pese a eso, muchos barcos, por sus condiciones hacen imposible el paso de la jaula y el trincador tiene que subir a pecho descubierto a realizar la labor, sin la cual la operativa de descarga no puede dar comienzo.

381898_2766571047975_57646220_n
Trincador en alturas a bordo del MSC Melatilde a 50 metros de altura
Los compañeros que se quedan a bordo en las tapas o pasillos del barco, se encargarán de quitar las barras de hierro macizo, de un peso considerable, en una labor de mucho desgaste físico y que puntos del verano se convierte en un autentico infierno a bordo del buque, donde la sensación térmica debido al sobre calentamiento y motores del barco pueden alcanzar en ocasiones los 50 grados centígrados. El trabajo tiene que ser siempre coordinado por el capataz y requiere mucha concentración, pues las cargas móviles pueden estar ya sobre nosotros, a esto debemos añadir que muchos barcos no cumplen ningún tipo de medida de seguridad ni puntos fijos donde situarnos, que hacen de esta una labor tan peligrosa como apasionante. Superar el reto, es un estímulo que motiva al trincador cada jornada.

Cualquier inclemencia, o fallo de seguridad puede ser letal, incido en esto, porque debo insistir que la formación no es negociable y la precariedad puede conllevar a un nivel de siniestralidad inaceptable. Hablo con propiedad, con la propiedad de quien ha estado un año de baja debido a un accidente en este trabajo debido a las deficientes condiciones en las que se encontraba el barco, tener el conocimiento y formación suficiente hizo que gracias a ello pueda contarlo y sea “solo” un susto que duró un año de dura rehablitación y dos intervenciones quirúrgicas.

Bien una vez cargado el barco, el procedimiento es a la inversa, las alturas ya no se cierran puesto que los anclajes automáticos o “tochos” , pero la labor de anclaje se debe realizar, colocando esta vez las barras en la carga, en la mayoría de ocasiones con doble barra, por seguridad, imaginen que cada contenedor de 40 pies pesa unas 30-40 toneladas, la fuerza que debe emplearse para amarrar filas o rounds que alcanzan 8 alturas, y el peso que tiene el material con el que se trabaja manualmente. Una vez trincado el buque, el mismo puede cerrar documentación para poder salir del puerto.
Cómo siempre digo, espero que éste artículo os haya ayudado a conocernos un poco mejor, a conocer nuestro trabajo. Gracias por leernos.
Juanjo Peris

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s